Buscar
  • Kori Paulett Silva

Línea de pobreza determina procedencia del amparo

Actualizado: mar 22


El Tribunal Constitucional (TC) en la STC 02383-2013-PA/TC (precedente Elgo Ríos Núñez), adoptó una serie de reglas con calidad de precedente vinculante respecto a la calificación de una vía igualmente satisfactoria al proceso de amparo, definió criterios para determinar que un proceso judicial ordinario resulta igualmente satisfactorio a un proceso de amparo de naturaleza subsidiaria o excepcional. Aunque existió la sana intención de clarificar ese concepto de vía igualmente satisfactoria, las reglas establecidas en el precedente resultan ser intrincadas.


Pese al presente mencionado, la falta de claridad respecto a la calificación de una vía igualmente satisfactoria continua. En materia laboral, los procesos regulados por la nueva Ley Procesal del Trabajo N° 29497, en especial el proceso abreviado laboral que permite reposición del trabajador en el centro laboral, resultan ser vías igualmente satisfactorias al proceso de amparo, por lo que la vulneración de derechos fundamentales-laborales debe discutirse en tales procesos, salvo que del análisis del caso a la luz del precedente Elgo Ríos Núñez resulte procedente demandar un amparo.


Con la finalidad de continuar clarificando las reglas para demandar un proceso de amparo, el TC en la STC 00169-2017-PA estableció que la necesidad de tutela urgente derivada de la relevancia del derecho o la gravedad de las consecuencias es un elemento clave en casos en los que el demandante es obrero municipal ya que este grupo laboral sufre de condiciones remunerativas difíciles. La situación de pobreza para el supremo intérprete de la constitución y según datos del INEI se sitúa en personas con ingresos mensuales inferiores a S/. 1,376.00, ya que la línea de pobreza per capita es de S/. 344.00, monto que se multiplica por cuatro ya que según el mismo INEI una familia peruana en promedio está conformada por 3.7 miembros.


De esta manera, el TC indicó que cuando el demandante sea obrero municipal y tenga ingresos menores a S/, 1,376.00, procede un proceso de amparo y no uno ordinario, dando así un criterio objetivo e incuestionable de lo que se debe entender por necesidad de tutela urgente como elemento de procedencia del amparo de acuerdo con las reglas establecidas en el precedente Elgo Ríos Núñez.


Es cierto que este pronunciamiento del TC corresponde ser aplicado al caso de obreros municipales, empero, bajo el apotegma jurídico que reza “donde existe igual razón existe igual derecho”, considerando que la finalidad del pronunciamiento es la defensa urgente de los derechos fundamentales al trabajo y remuneración, y bajo una interpretación y aplicación analógica (por ser caso sustancialmente similar), los trabajadores que no sean obreros municipales y que tengan ingresos mensuales menores al monto indicado, podrán acudir sin duda al proceso de amparo para obtener la reposición en el centro laboral.

Paulett abogados

58 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo